Supermercados sin ánimo de lucro

El impulso de estos supermercados sin ánimo de lucro, que se están empezando a abrir en Madrid, llegó hace unos años con la proyección de un documental organizada por el proyecto MARES, del Ayuntamiento de Madrid. Food Coop, del director Tom Boothe, muestra la experiencia de Park Slope Food Coop, un supermercado cooperativo que funciona en el distrito de Brooklyn, en Nueva York (EEUU), desde 1973 con más de 16.000 miembros (y otros en lista de espera). El realizador del filme importó la idea a Europa en 2016 y abrió La Louve, en París. Desde entonces, han surgido iniciativas en diferentes ciudades europeas.

El modelo es aparentemente sencillo: varias personas se agrupan y aportan dinero al capital social; se convierten de ese modo en copropietarios de un supermercado que no tiene ánimo de lucro y, al mismo tiempo, en consumidores que compran a precios más baratos productos que, en su mayoría, son elegidos con criterios de sostenibilidad; a cambio, los cooperativistas realizan tareas en el local 3 horas al mes, que se complementan con el trabajo de un grupo de personas contratadas. Los tres proyectos madrileños -Supercoop, en Lavapiés; La Osa, en Tetuán, y Biolíbere, en Getafe- comparten un objetivo común, que es «democratizar» el acceso al consumo sano y sostenible.

Link a la noticia en eldiario.es.