Manifiesto

Tree growing from an open bookMANIFIESTO DE LA FUNDACIÓN VALORES

La FUNDACIÓN VALORES es una organización sin ánimo de lucro (inscrita en el año 2006 en el Registro de Fundaciones del Ministerio de Educación y Ciencia) que tiene por objeto la promoción, difusión y puesta en práctica de los valores universales a través de la educación, con el fin de contribuir al desarrollo integral del ser humano y a la mejora de sus condiciones de vida. Para este propósito está afiliada a la Iniciativa de la Carta de la Tierra, la cual se ha convertido en el modelo ético y el marco de referencia para el cumplimiento de sus objetivos fundacionales.

Al abrigo de la Fundación Valores se ha ido creando una red global de personas, procedentes de diversos lugares de España, cuyas inquietudes sociales y solidarias les llevan a asumir uncompromiso ético hacia la creación de un mundo justo, sostenible y pacífico. Con este fin aúnan esfuerzos enfocados en el desarrollo de la educación en valores, no solo en el ámbito educativo, sino dentro de todos los sectores sociales involucrados en la génesis de una nueva sociedad.

Conscientes del momento crítico que vive nuestro país y de la imperiosa necesidad de conformar una mayoría social que suponga una alternativa firme al sistema político-económicofinanciero actual,

MANIFESTAMOS:

  • Nuestro apoyo a favor de la cooperación y la unión de todos los movimientos sociales, hoy diseminados por nuestra geografía, que ya están trabajando, de forma muy local y aislada, por la construcción de un mundo mejor.
  • Que tenemos la intención de contribuir al cambio social y a la regeneración democrática en nuestro país.
  • Que sabemos que existe una inmensa mayoría social que no está de acuerdo con las medidas que, desde distintos ámbitos (internacionales, nacionales, autonómicos y locales), se están tomando desde unos gobiernos que, amparándose en la crisis económica, han recortado derechos, prestaciones y libertades, sobre todo a los más débiles y desfavorecidos.
  • Que creemos que el sistema actual está agotado y que, en especial, el tejido político y financiero de nuestro país necesita una urgente renovación. En este contexto, consideramos que es el momento de que los jóvenes promuevan medidas que propicien el cambio hacia la sociedad que merecemos, generando nuevos modelos de relación y gestión.
  • Que somos conscientes del deterioro de la democracia y de la ausencia de valores humanos en las instituciones, producido desde la década de los años 80 del siglo pasado y de forma aún más grave desde 2008.
  • Que nos sensibilizamos ante la preocupante situación que atraviesan nuestros jóvenes, soportando unos índices de paro como nunca antes en nuestra historia y sin poder atisbar posibilidades claras de futuro.
  • Que consideramos que la sanidad y la educación son derechos sociales intocables de la ciudadanía.
  • Que creemos que las personas deben estar situadas siempre por encima de las cosas, del mismo modo que el bien común debe prevalecer siempre por encima de los interesesindividuales.
  • Que estamos a favor de la transparencia en todas las instituciones sociales y en los tres poderes constitucionales (ejecutivo, legislativo y judicial), y abogamos por la independencia de estos, entre sí, y también respecto al poder económico-financiero.
  • Que defendemos la política como una herramienta al servicio del pueblo para establecer los diversos mecanismos democráticos que permitan gestionar los recursos de modo coherente y atender con eficiencia las necesidades de los ciudadanos.
  • Que creemos que los recursos naturales de nuestro planeta no deben ser expoliados, que es urgente tomar medidas para frenar y solventar los problemas medioambientales, muchos de los cuales son ya irreversibles y comprometen tanto la vida sobre el planeta hoy como la supervivencia de las generaciones futuras.
  • Que apoyamos el derecho de los ciudadanos a manifestarse en las calles defendiendo sus libertades, reclamando sus derechos y mostrando su disconformidad con una situación en la que nadie parece tenerles en cuenta.

 

Por todo ello, NOS BRINDAMOS A:

    • Crear espacios de encuentro entre los distintos grupos sociales que han surgido.
    • Favorecer el conocimiento, el diálogo y la unión entre ellos.
    • Actuar, en la medida de nuestras posibilidades, como catalizador, para situarnos en un marco ético que pueda ser compartido por todos los grupos y ciudadanos independientes, al amparo de la Declaración Universal de Derechos Humanos (París, 1948) y de los
      principios de la Carta de la Tierra (La Haya, 2000).

 

Arganda del Rey (Madrid)
Abril de 2013