El virus es el portador de un mensaje que hemos de saber escuchar

Este virus llega en el momento adecuado para que hagamos un cambio cualitativo de conciencia y tiene algo inédito: es planetario. No habíamos tenido nunca una experiencia de este tipo. Ni siquiera la II Guerra Mundial llegó a serlo. Y como toda prueba iniciática, es una travesía que nos lleva al límite. Pero no hemos de ver el virus como un enemigo, sino como un adversario portador de un mensaje severo que hemos de saber interpretar:

Parad y reflexionad hacia dónde queréis ir. Todavía estáis a tiempo. Vais en un tren a toda velocidad, estáis a punto de tomar una curva y, si no frenáis, saltaréis por los aires”. El riesgo ecológico es el más visible, pero la advertencia se refiere también a nuestra actividad frenética, a un modo de vida que nos exige producir cada vez más y nos hace adictos al consumo.

  • Antoni Melloni. Texto extraído de la entrevista realizada por Milagros Pérez Oliva al teólogo y jesuita italo-catalán Javier Melloni en el diario El País – 23/12/2020.