El desastre perfecto para el capitalismo de desastre

La pandemia actual de coronavirus representa una oportunidad única para repensar la forma en que habitamos la Casa Común, la forma en que producimos, consumimos y nos relacionamos con la naturaleza. Ha llegado el momento de cuestionar las virtudes del orden del capital: acumulación ilimitada, competencia, individualismo, indiferencia ante la miseria de millones (…) y la exaltación del lema de Wall Street: «la codicia es buena» (greed is good). Todo esto ahora está en jaque. Tiene los días contados.

Deberán ser las virtudes del nuevo paradigma del cuidado, de la atención, de la solidaridad social, la corresponsabilidad y la compasión las que nos salven.

Lenardo Boff en Koinonía, 21/03/2020.