Círculo Mano

 

La Carta en Acción se dirige, ante todo, a las personas a nivel individual. La plena puesta en práctica de muchos principios de la Carta requerirá de acciones por parte de los gobiernos, las empresas y otras organizaciones. Sin embargo, el compromiso de las personas es el recurso primordial del liderazgo y del cambio para un mundo mejor y, por lo tanto, es esencial contar con las contribuciones de todas las personas dentro de todos los sectores.

 

Las iniciativas que se presentan a continuación son un recurso diseñado para ayudar a las personas a realizar actividades relativas a la Carta de la Tierra de forma que estén en armonía con los valores y principios del documento:

 

    • Empiece con la Carta de la Tierra. Deje que la Carta sea su guía básica cuando esté planificando y emprendiendo actividades para lograr que su visión sea una realidad.
    • Sea un ejemplo viviente. Esfuércese por ser un ejemplo viviente del espíritu de la Carta de la Tierra en su vida cotidiana —en el hogar, en su lugar de trabajo y en su comunidad.
    • Empodérese. Actúe audazmente y confíe en que usted puede marcar la diferencia como persona a nivel individual y que sus actividades catalizarán los esfuerzos de muchos otros.
    • Coopere y coopere. Genere el poder para incidir en el cambio al establecer alianzas de trabajo y al colaborar con otros, y busque soluciones en las que todos ganen.
    • Motive a otros. Comparta el poder al ser una persona inclusiva, y al ofrecer a otros oportunidades para fortalecer sus capacidades para resolver problemas, tomar decisiones y ejercer el liderazgo, dando rienda suelta a la creatividad.
    • Promueva el respeto y la comprensión. Esfuércese por establecer relaciones de confianza y respeto mutuo entre personas y grupos de culturas y comunidades diversas, y resuelva las diferencias a través del diálogo, de forma tal que se produzca el aprendizaje y el crecimiento.
    • Facilite la autoorganización. Facilite la difusión de iniciativas que haya inspirado la Carta de la Tierra sin intentar controlarlas, contando con la capacidad de los grupos humanos con un claro propósito ético de autoorganizarse y lograr resultados positivos.
    • Centre su atención en las causas. Fije su pensamiento y sus acciones en las causas de los problemas y los retos más importantes que enfrenta la Humanidad, y no permita que las presiones de los sistemas y las prácticas insostenibles existentes le impidan tomar acciones.
    • Comprométase pero sea flexible. Sea inquebrantable en su compromiso con los principios fundamentales y vele por que los medios adoptados para lograr sus objetivos sean congruentes con los valores de la Carta de la Tierra, pero siempre sea flexible e innove seleccionando los medios y los métodos conforme cambian las circunstancias.
    • Sea una persona ingeniosa. No permita que la dependencia del dinero limite sus pensamientos y acciones. Use su imaginación y su ingenio para que sucedan las cosas.
    • Utilice la tecnología con sensatez. Tenga presente que una gran cantidad de personas no tiene acceso a tecnología avanzada. Cuando esté diseñando soluciones tecnológicas para los problemas, cerciórese que estas sean apropiadas.
    • Proteja la integridad de la Carta. Cuando presente, cite o traduzca la Carta de la Tierra, sea fiel a las palabras y al espíritu del texto original, y vincule la Carta únicamente con organizaciones, productos y actividades que sean congruentes con sus valores y su misión.